Jesús y María

Mucha gente quedará sorprendida de que los musulmanes amen a Jesús y María. Ambos están considerados figuras importantes en la Tradición Islámica. en el Cristianismo, Jesús destacó por una naturaleza pacífica y por su predicación del amor y el perdón. En el Islam es el símbolo del amor, del perdón y de la paz. Puesto que estas características de Jesús son similares tanto en el Cristianismo como en el Islam, trataré el significado de María en el Islam en mayor profundidad.

María recibe mucha mayor atención que cualquier otra de las mujeres mencionadas en el Corán, incluso cuando todos los Profetas, excepto Adán, tienen madres. De las 114 suras del Corán, ella está entre las ocho personas que tienen una sura con su nombre. La sura 19 del Corán lleva su nombre, Mariam, la forma árabe de María. Es la única mujer nombrada específicamente en el Corán.

La Virgen María juega un papel muy importante en el Islam. Es un ejemplo y una señal para todas las personas, y todos los musulmanes la toman como modelo de pureza, devoción a Dios, y carácter pacífico. En el Corán, la historia de María empieza cuando está aún en el vientre de su madre: Cuando la mujer de Imrân dijo: “¡Señor! Te ofrezco en voto, a Tu exclusivo servicio, lo que hay en mi vientre. ¡Acéptamelo! Tú eres Quien todo lo oye, Quien todo lo sabe” (Corán 3:35). Quería que el bebé que había en su vientre sirviera solo al Creador. En el Corán, Dios afirma que hizo que María creciera en pureza y belleza: “Su Señor la acogió favorablemente, la hizo crecer bien y la confió a Zacarías. Siempre que Zacarías entraba en el Templo para verla, encontraba sustento junto a ella. Decía:”María!, ¿de dónde te viene eso?” Decía ella:”De Dios. Dios provee sin medida a quien Él quiere (Corán 3:37)”. Las siguientes aleyas enfatizan que María fue la mujer más piadosa. Un ejemplo a seguir para todos los creyentes:

“Y a la que conservó su virginidad. Infundimos en ella de Nuestro Espíritu e hicimos de ella y de su hijo signo para todo el mundo”. (Corán 21:91)

“Y cuando los ángeles dijeron:”¡María! Dios te ha escogido y purificado. Te ha escogido entre todas las mujeres del universo. ¡María! ¡Ten devoción a tu Señor, póstrate e inclínate con los que se inclinan” (Corán 3:42-43)

El Corán trata la milagrosa concepción de María en la aleya siguiente:

“Y recuerda a María en la Escritura, cuando dejó a su familia para retirarse a un lugar de Oriente. Y tendió un velo para ocultarse de ellos. Le enviamos Nuestro Espíritu y éste se le presentó como un mortal acabado.  Dijo ella: “Me refugio de ti en el Compasivo. Si es que temes a Dios…” Dijo él: “Yo soy sólo el enviado de tu Señor para regalarte un muchacho puro”. Dijo ella: “¿Cómo puedo tener un muchacho si no me ha tocado mortal, ni soy indecente?”. “Así será”, dijo. “Tu Señor dice: ‘Es cosa fácil para Mí. Para hacer de él signo para la gente y muestra de Nuestra misericordia’. Es cosa decidida”. Quedó embarazada con él y se retiró con él a un lugar alejado” (Corán 19:16-22)

María fue persistente y se refugió en Dios, a pesar del hecho de que la gente sospechara de sus irregularidades, para servirnos como ejemplo a seguir. Junto con otros grandes ejemplos que Dios nos envió de amor y gracia, tanto María como Jesús nos sirvieron de guía. La naturaleza pacífica de Jesús y la forma en que pasó su vida, predicando amor y paz, son algunos de los mensajes más poderosos que Dios nos da.

Extraído del libro El Maestro Compasivo: Ensayos sobre la Fe Islámica escrito por Dr. Eren Tatari (http://www.amazon.com/Compassionate-Teacher-Eren-Tatari-ebook/dp/B00EBC8MSK/ref=sr_1_8?ie=UTF8&qid=1415108190&sr=8-8&keywords=eren+tatari)

 

Traducido por Yolanda Sánchez Martínez (yosamar@hotmail.com)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *